VINCULACION DE LAS ARTES PLASTICAS (DIBUJO) CON LA DANZA BUTOH

Taller complementario de artes plásticas vinculado al programa: Danza ritual y prácticas somáticas de personificación, como herramienta de tecnología social para lograr las sustentabilidad holística

(UW Bothell Interdisciplinary Arts & Sciences Mexico: Dance, Ritual and Embodiment practices in Oaxaca, as a Social Technology for Healing, Culture and Holistic Sustainability)

Directora del proyecto: Diana García-Snyder
Educación ambiental: Kelly George
Fotografía del performance: Pablo Pérez Acevedo
Video: Brian Parks
Artes Plásticas: Rocío Olguín Nava

INTRODUCCION

El Butoh es el nombre dado a una variedad de prácticas de performance que emergen a mediados del siglo XX en Japón.

Con un origen oscuro y dramático, esta danza emerge dentro de una sociedad japonesa inmersa en la confusión causada por el proceso de industrialización de su milenaria tradición cultural, y por los horrores producidos en los bombardeos sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki. Ambos, factores alteraron la visión social de la vida y por lo tanto del Arte.

En su exploración por el estado primario de la humanidad, Tatsumi Hijikata y Kazuo Ohno, establecen ciertos principios para la ejecución del Butoh:

Búsqueda por la memoria individual o colectiva
Uso de temas tabú: muerte, erotismo, sexo, movilización de impulsos arcaicos
Medio ambiente absurdo o extremo
Movimiento lento hiper-controlado
Uso de cuerpos casi desnudos pintados completamente de blanco
Ojos hacia arriba y cara contorsionada
Pies y piernas giradas hacia adentro
Posiciones fetales
Imágenes lúdicas y grotescas
Ejecución con o sin público
No hay estilo específico de Butoh
Puede ser puramente conceptual y casi sin movimientos

Actualmente, la práctica del Butoh se ha extendido por todo el mundo y ha evolucionado sus principios básicos para integrarse con otras disciplinas y filosofías, extendiéndose ahora como una forma física y filosófica de entrenamiento, con una manera misteriosa en su actuación, que nos lleva desde lo humorísticamente anárquico hasta una forma ritual y sagrada.

Uno de sus principios fundamentales es proveer de un método para conectar a las personas con el entorno, sin una norma o sistema. Lo único que demanda el Butoh, es abrirse al conocimiento de uno mismo, lo que da nacimiento a la responsabilidad y honestidad en nuestras vidas.

EL PROYECTO EN OAXACA

Este proyecto tuvo su inicio en 2016 cuando conocí a la maestra Diana García-Snyder, quien radica actualmente en el Estado de Washington, y me invitó a participar como apoyo a las actividades que venía proponiendo a la Universidad de Washington (Taller de máscaras / https://wp.me/pVVpo-k2)

La intención para 2018 es una continuación del proyecto ELEMENTAL, que consiste en la realización de una danza butoh, dirijida por la maestra Diana García-Snyder, inspirada en los cuatro elementos: tierra, agua, aire y fuego. Que al sentirlos por medio de la expresión corporal nos hacen recordar esa simpleza primitiva que a veces solemos olvidar.

En esta ocasión se contó con un grupo de 7 bailairines, con quienes me integré tanto en la danza como ejecutando al mismo tiempo una ejecución visual a través del dibujo.

El evento fue una ofrenda a la población de San Miguel Amatlán (Sierra Norte de Oaxaca), culminación de tres semanas de intenso trabajo que incluyó la exploración dancística, la práctica de yoga, el conocimiento de la cultura oaxaqueña a través de la inserción con familias adoptivas, el estudio de los usos y costumbres en esta sociedad y la exploración del lenguaje visual del lugar a través de visitas a galerías, museos, zonas arqueológicas y haciendo prácticas de dibujo y pintura.

 

Agradezco a la maestras y amigas Diana García-Snyder y Kelly George por invitarme a ser parte de su equipo de trabajo en este proyecto. También quiero enfatizar el gran apoyo de la comunidad de San Miguel Amatlán que nos proporcionó todas las facilidades y su cordialidad para que este performance pudiera llevarse a cabo en el paraje de San Antonio. Así mismo quiero expresar mi gratitud a mi amigo Pablo Pérez Acevedo quien estuvo dispuesto a compartir su comunidad con nosotros, así como participar como fotógrafo y finalmente, de manera muy especial y con mucho cariño a mi pareja, Brian Parks, que ha sido un cimiento en mi vida como mujer y como artista, quien participó en la parte de video.

Anuncios